A Conversation about the Experience of Immigrants in the Region/Un diálogo sobre...

A Conversation about the Experience of Immigrants in the Region/Un diálogo sobre la experiencia de inmigrantes en la región

Starting Out in CNY: A Conversation about the Experience of Immigrants in the Region

By Maximilian Eyle

The Latino population in New York State has been steadily growing. Today, Hispanics represent nearly 20% of the State’s overall populous and are having a growing impact on the social and political culture of the region. One key driver is that our state is particularly welcoming to immigrants. While New York City has a long history of diversity, Central New York is now a primary destination for immigrants starting a new life in the United States. In this interview with Ivette Cruz Barsó, we explore what the area has to offer and what new arrivals can expect.

Ivette is a petite and attractive Cubana in the midst of her third year in the United States. She lives in a cozy apartment near Syracuse’s downtown. Ivette arrived here from Havana and is currently earning her Master’s degree in Spanish Language, Literature, and Culture from Syracuse University. I met with her to discuss her impressions of Central New York, and to see what advice she has for people who are just arriving.
M: What was your impression of Central New York before you arrived?

I: I had never heard about Syracuse or CNY. It was through the refugee program that I learned about it – when I found out that I had the option to come here. It looked like a very American place from the pictures I saw, especially compared to Miami. The refugee program warned me that it would be cold, with lots of snow, and that I should have good winter clothes. Since they didn’t tell me much else except about the bad weather, I was worried.

M: Has your opinion changed? What do you think of it now that you’ve had a chance to get settled?

I: After three years, I can say that it’s a great place for immigrants – there is a lot of support from the local government. The problem is that the anti-immigrant position of the federal government has lowered the amount of help that can be found here. I’ve seen local organizations shut down or stop certain services because they lost federal funding. But the local attitude is very supportive. I read about anti-immigrant discrimination in other parts of the country, but I never encounter it here.

M: How did you first find out about what opportunities were available here?

I: The social workers were very helpful in getting me my papers and setting me up with a place to live. There was a great support system in dealing with the local government and other local resources. I was able to find English classes and help with preparing for job interviews. I also received tips about general living in New York State.

M: What are the best things about living here? The worst things?

I: I love the pace of the city – very relaxed. The cost of living is low too, so you can work, study, and have fun without constantly thinking about money. I think other cities are much more financially stressful. There are a lot of cultural opportunities here too. The first thing I found was Argentine tango. I met a lot of very nice local people that I wouldn’t have met otherwise there.

M: What advice would you give to people who have recently settled in the region?

I: Because the city is laid back, it’s easier to pursue you goals. Education is accessible too, but learning English is a very important skill to develop in order to access the resources here. Fortunately, the relaxed rhythm of the city gives you time to do those things.

 

Empezando una vida en CNY: Un diálogo sobre la experiencia de inmigrantes en la región

Por Maximilian Eyle

La población hispánica de Nueva York ha estado creciendo continuamente. Hoy la gente hispana representa casi el 20% de la población total del estado y tiene un impacto en el crecimiento de la cultura social y política en la región. Un clave primario es que nuestro estado es muy acogedor a los inmigrantes. Mientras la ciudad de Nueva York tiene una larga historia de diversidad, la parte central del estado es ahora un destino primario para inmigrantes que están empezando una vida nueva en los EE.UU. En esta entrevista con Ivette Cruz Barsó, exploramos lo que tiene este lugar para ofrecer y lo que las personas que llegan pueden anticipar.

Ivette es una cubana pequeña y atractiva que se encuentra en su tercer año en los EE.UU. Ella vive en un piso muy acogedor cerca del centro de Syracuse. Ivette llegó aquí desde La Habana y está ahora estudiando para su maestría en Lengua, Literatura, y Cultura española en Syracuse University. Me reuní con ella para hablar sobre sus impresiones sobre Central New York, y para ver qué consejo tiene para la gente que está llegando justamente ahora.

M: Dime sobre tu impresión de aquí antes de llegar.

I: Yo nunca había oído de Syracuse ni CNY. Me enteré a partir del programa de refugiados – cuando descubrí que tenía la opción de venir aquí. Me pareció como un lugar muy americano en las fotos que vi, especialmente comparado con Miami. El programa de refugiados me comentó que hacía mucho frío, que había mucha nieve, y que debía tener buenas ropas para el invierno. Como no me dijeron mucho más aparte del duro invierno, venía muy preocupada.

M: ¿Ha cambiado tu opinión? ¿Qué opinas de este lugar ahora que has tenido la oportunidad para establecerte aquí?

I: Después de tres años, puedo decir que es un lugar muy especial para los inmigrantes – hay mucho apoyo del gobierno local. El problema es que la posición contra los inmigrantes del gobierno federal ha reducido los recursos aquí. He visto organizaciones locales cerrarse o parar algunos servicios porque perdieron sus fondos federales. Pero la actitud local es de apoyo. He leído sobre discriminación contra inmigrantes en otros partes del país, pero nunca he sufrido ninguna aquí.

M: ¿Cómo aprendiste de las oportunidades disponibles aquí?

I: Los trabajadores sociales me ayudaron mucho cuando tuve que aplicar a mis papeles y encontrar un lugar para vivir. Había un sistema muy bueno de apoyo para lidiar con el gobierno local y otros recursos locales. Pude encontrar clases de inglés y me ayudaron con las preparaciones para mis primeras entrevistas de trabajo. También recibí consejos sobre el estilo de vida aquí.

M: ¿Cuáles son las mejores cosas de vivir aquí? ¿Las peores?

I: Me encanta el ritmo de la ciudad – muy relejada. También, el costo de la vida es muy bajo, y por eso se puede trabajar, estudiar, y disfrutar sin estar constantemente pensando en el dinero. Creo que otras ciudades te dan más estrés financiero. Hay muchas oportunidades culturales aquí también. La primera cosa que encontré fue el tango argentino. Conocí muy buena gente que no hubiera sucedido de no ser por el baile.

M: ¿Qué consejo darías tú a la gente que ha llegado recientemente a esta región?

I: Porque la ciudad es muy tranquila, es fácil realizar tus metas. La educación también es accesible, pero es muy importante aprender y mejorar el inglés para acceder mejor a los recursos aquí. Afortunadamente, el ritmo relajado de la ciudad te da tiempo para hacer esas cosas.

i clase debe ser un lugar en que me siento segura.