Soldados Cubanos en Venezuela

Soldados Cubanos en Venezuela

Por: Marcos Lebron
Aproximadamente 310 mil cubanos han pasado por Venezuela hasta 2013 en el marco de la alianza que Hugo Chávez estableció con Cuba mediante convenios que han permitido a los cubanos intervenir en los diversos planes y misiones que lleva adelante el Gobierno bolivariano en distintas áreas, desde la salud hasta las referidas a inteligencia y seguridad de la Nación.

El general de brigada en condición de retiro Antonio Rivero, quien fue detenido hace una semana acusado de promover los disturbios luego de las elecciones del 14 de abril, durante su condición de militar activo recopiló en detalle los alcances de los convenios entre Cuba y Venezuela y en especial ha denunciado la presunta injerencia de asesores cubanos en materias de seguridad y defensa.

En una entrevista que sostuviera con Notimex, unas horas antes de que fuese detenido, Antonio Rivero explicó que toda la información sobre la intervención cubana en Venezuela la recopiló a través de todas las guarniciones del país siendo militar activo hasta 2010 en que fue dado de baja.

Estima el general Rivero que de los 300 mil cubanos que han pasado por el país, unos 12,200 han desertado y emigrado a países vecinos desde Venezuela.

Algunos voceros de Vanguardia Popular, partido en el que es directivo, han sostenido que su detención es una retaliación por las denuncias de Rivero a la injerencia cubana en asuntos de seguridad en el país que el militar venía haciendo en diversas instancias, primero internamente en la institución, y luego de su baja, ante algunos organismos y en los medios de comunicación, de allí que sobre Rivero ya existían acusaciones en su contra debido a esas denuncias.

Es de recordar que el general Antonio Rivero fue un militar muy cercano a Hugo Chávez. Participó en el segundo golpe de Estado que dirigió el presidente fallecido desde la cárcel de Yare del 27 de noviembre de 1992. Tan cercano eran para entonces que Chávez confió a Rivero su rescate de la cárcel de yare en donde estaban recluidos los militares del 4F. Luego del fracaso de la acción, Rivero estuvo exiliado en Perú y más tarde vuelve a incorporarse a la institución ya que no le dan de baja y se va a España a realizar una especialidad en telecomunicaciones.

Luego que Chávez asume el poder es llamado a trabajar en Miraflores en el área de telecomunicaciones.

Durante los sucesos del 2002, formó parte del grupo de militares que junto al general Raúl Baduel, participaron en el rescate de Hugo Chávez. La noche de su regreso Rivero estuvo a su lado y antes de salir para hablarle a sus seguidores que lo aclamaban en las afueras de Miraflores, Rivero se quitó su chaleco antibalas y se lo colocó al presidente rescatado.

Cubanos desde 1997

Explica Antonio Rivero que los primeros datos que recogió sobre la injerencia cubana en Venezuela la obtuvo de varios cubanos a los que conoció en Miraflores y quienes trabajaban en la Sala Situacional. "Tres de ellos desertaron" afirma. Ellos le ofrecieron un amplio testimonio desde el momento en que llegaron a país. Según relataron, el principal enlace y estratega en materia de seguridad fue Ramiro Valdez, uno de los líderes históricos de la Revolución Cubana y ex ministro de comunicaciones e informática de Cuba. Sostiene el general Rivero que Valdez fue el principal estratega de toda esa operación de alianza entre Cuba y Venezuela.

De acuerdo a los informes obtenidos por Rivero de los propios cubanos, ese vínculo se concretó desde que Chávez decidió participar en la campaña electoral de 1999. Un año antes, llegó a Venezuela el primer grupo de cubanos para apoyar su campaña. Eran 19 cubanos quienes se instalaron primero en Margarita. Ya para 1998 el número se incrementó en 138 asesores.

Un informe que manejó Panorama publicado parcialmente en el año 2003, coincide con la versión de Rivero en cuanto a ese primero grupo. El informe da cuenta de tres empresas encubiertas manejadas por el G2 cubano, dos de las cueles fueron registradas en Nueva Esparta en 1999 dedicadas a la importación de medicinas y otra registrada en Caracas dedicada a la importación de software.

Según Rivero el segundo grupo llega a Venezuela a raíz del deslave de Vargas ocurrido en 1999 ya siendo Chávez presidente de la República. Allí se produce un gran salto en cubanos enviados que llega a1.600, que viene fundamentalmente como apoyo por la situación de las lluvias. Cabe destacar que el número de cubanos fluctúa cada año, 83% de ese contingente permanece en el país durante un año o más.

A partir del año 2000 se firma el convenio Cuba-Venezuela y ese año entran al país 14,200 cubanos. Un informe que publica Panorama sobre el convenio revela que el mismo costaría a la Nación mil millones de dólares de acuerdo a los programas reflejados en el mismo convenio.

Entre los años 2004 y 2007, a raíz del lanzamiento de las misiones la presencia de cubanos en Venezuela aumenta significativamente entre 14 mil y 18 mil cubanos militar por año. El mismo Hugo Chávez anuncia en el año 2007 que 20 mil cubanos estarían trabajando en el área de salud. Ese mismo año el ministerio de Salud reconocía que 4 mil cubanos habían desertado.

Chávez y los cubanos

A juicio de Antonio Rivero la idea de establecer una fuerte alianza con Cuba se consolida en Chávez cuando al poco tiempo de ser liberado de la cárcel de Yare viaja a Cuba. Estando en Miraflores al lado de Hugo Chávez como Presidente, el general Rivero comenzó a expresar sus reservas sobre el acercamiento de Chávez con Cuba y la llegada de asesores en actividades de seguridad. Sus críticas a esa alianza le costó que fuera puesto en observación y sometido a vigilancia por lo cual nunca le dieron comando de tropa. Es así que luego de dos años es sacado de Miraflores y asignado a Protección Civil en donde trabajó entre los años 2003 y 2008. El mismo Hugo Chávez le había dicho: "Te voy a sacar porque tu no te alineas a la política". En 2008 es designado como jefe de estado mayor de la V División de Infantería de Selva pero como segundo comandante. No le dan el comando.

Es a partir de 2007 que se producen los cambios políticos más radicales dentro de la FAN y la alianza militar con Cuba.

Ese año se institucionaliza el lema dentro de la institución militar de: "Patria, socialismo o muerte". En un evento de toma de posesión del presidente reelecto, Rivero se niega a responder con el lema impuesto. En julio de 2009, cuando Chávez asiste a un evento en Bolívar le entregan un informe sobre el general Rivero en el que se indican que no es un revolucionario. Rivero solo duró 9 meses en el cargo y de allí fue enviado a su casa.

A juicio del general Rivero, Raúl Baduel fue el último ministro de Defensa que se resistió a la intervención cubana en asuntos internos de la FAN.

A partir de agosto d 2007 con la reforma de la Ley Orgánica de la FAN se incorporan aspectos similares al de las fuerzas cubanas como las Regiones de Defensa Integral (REDI) el nuevo grado de mayor general y el comandante en jefe de la FAN.

Es en esos años de 2007 que se profundiza la incorporación de oficiales cubanos como asesores en la FAN a nivel del CEO y el envío de oficiales a realizar curso de estado mayor a Cuba con la inducción en el cambio de la doctrina militar. Se incorpora el concepto de la "guerra de resistencia" bajo la premisa de la supuesta invasión de Estados Unidos.

Según la denuncia de Rivero, la intervención abarca áreas estratégicas como la ingeniería militar para la construcción de fortificaciones militares, polvorines, parques de armas, centros de comandos, control de comunicaciones operacionales, ubicaciones tácticas de unidades estratégicas, definición de armamento estratégico e inteligencia militar.

Sostiene que en 2008 se establece el "Grupo de Cooperación Estratégica" dirigido por un general de las Fuerzas Armadas de Cuba cuya función ha sido la de asesorar la nueva organización de la FAN y revisión de los nuevos planes operacionales de acuerdo a la nueva doctrina militar. Señala que el Ministro de la Defensa cuenta permanentemente con un general cubano como asesor. Ello incluyó el establecimiento de una unidad militar cubana de unos 200 a 300 efectivos con sede en Fuerte Tiuna que operan en las diversas áreas anteriormente señaladas.

Un ejemplo

Como muestra de las actividades el general Rivero muestra una fotografía en la que aparece el general Leonardo Andollo Valdez, jefe del Estado Mayor del ejército cubano, en una reunión con oficiales venezolanos en la que asegura se trataron asuntos de interés estratégicos para Venezuela. A un costado de la gráfica se encuentra un mapa de Venezuela en el que se describe una "carta de operaciones" en la que asegura que es información clasificada en las que se inscriben las unidades de la región occidental y están definidas las proyecciones hacia Colombia. Es decir se trata de estudios en los que se describe cómo armar el sistema de seguridad frente a Colombia, información que fue compartida con los asesores cubanos, expuesto por el jefe de la Región de Defensa Integral (REDI).

Rivero pide la baja

Explica el general, ahora detenido, cómo denunció como militar activo a través de informes internos, la politización que se daba en la FAN y la injerencia abierta de la Fuerza Armada de Cuba. Al encontrar como respuesta que eso era lo que exigía el presidente Chávez, se hizo imposible su permanencia en la FAN por lo que tuvo que pedir la baja. El 25 de abridl de 2010, al poco tiempo de su salida denunció en los medios las razones por las que aceptaba baja.

Al día siguiente presentó ante la Comisión de Defensa de la AN un caso ocurrido en Barquisimeto donde se exponen planes de seguridad y defensa con la presencia de oficiales cubanos. El 30 de mayo formalizó sus denuncias ante la Fiscalía a la cual solicitó que se abriera una investigación.

El 11 de agosto de 2010 Rivero fue imputado por la Fiscalía Sexta Militar por los delitos de "ultraje a la Fuerza Armada Nacional" y por revelar noticia privada o secreta en grado de continuidad.

El 12 de agosto de 2010 el tribunal militar segundo de control le impone la medida de prohibición de salida del país, presentación periódica cada 15 días y prohibición de dar declaraciones a la prensa nacional e internacional sobre el caso que se le sigue. El 16 de agosto sus abogados apelaron por las medidas impuestas ante la Corte Marcial y en octubre la Corte declaró sin lugar dicha apelación, al igual que otros recursos solicitados con anterioridad.