Ciudad de México. A un mes de enfrentarse a Jermell Charlo, Saúl “Canelo” Álvarez dijo que tiene buenas sensaciones, especialmente con la muñeca izquierda que se había convertido en su dolor de cabeza en los últimos años.

Álvarez fue operado de esa articulación en octubre, poco más de un mes después de vencer a Gennady Golovkin.

En mayo, el mexicano venció a John Ryder en Guadalajara, aunque su muñeca no le inspiraba tanta confianza como ahora.

Desde la pelea pasada estuvimos entrenando, no fuerte, pero manteniendo en rehabilitación la mano y ahora ya puedo entrenar al 100 por ciento, me siento bastante bien”, dijo Canelo en una entrevista con The Associated Pres.

“Ya puedo tirar mi mano fuerte en el sparring y con mucha confianza, que era lo que me hacía falta, antes no podía porque seguía la molestia”, añadió el púgil de Guadalajara. “Ahora ya puedo decir que estoy al 100 por ciento y con plena confianza”.

Esas son buenas noticias para el campeón mexicano que el 30 de septiembre enfrentará a Charlo, el monarca indiscutido superwelter.

Charlo (35-1-1) peleó por última vez en mayo del año pasado, cuando superó al argentino Brian Castaño para retener sus cuatro coronas en la división.

Es una pelea que tiene mucho tiempo dándose, él retándome y hablando, entonces es un buen momento para hacerla”, agregó Álvarez. “Él es el indiscutido en su peso, yo en el mío, creo que nunca se había visto a dos indiscutidos enfrentarse, es un gran reto para mi carrera”.

Para Canelo, la oportunidad de vencer a un poseedor de cinturones unificados, aunque sea de un peso inferior, le servirá para silenciar a sus críticos, quienes afirman que ha decaído en los últimos años. Además le podría servir para regresar a la conversación como el mejor libra por libra, un título extraoficial que por ahora le pertenece a Terence Crawford.

“Es un reto para mi historia y mi carrera, sé la calidad que tiene, pero estoy acostumbrado, ya he estado con todo tipo de peleadores en el cuadrilátero”, agregó el mexicano. “En su peso son boxeadores que se mueven más rápido y necesitas un ‘timing’ distinto, pero como digo, he peleado con rápidos y lentos, es cuestión de adaptarme”.

Aunque muchos aficionados siguen esperando un enfrentamiento contra David Benavídez, Álvarez por ahora está concentrado en salir con el puño en alto ante Charlo y después comenzará a analizar su siguiente rival.

“Quiero seguir haciendo buenas peleas, pero por ahora estamos enfocados en esto, así lo requiere, pero luego buscaré a los mejores”, comentó Álvarez.