El gran riesgo de los contratos multimillonarios en Grandes Ligas

El gran riesgo de los contratos multimillonarios en Grandes Ligas

Cientos de millones de dólares invertidos en espera de un rápido éxito pueden convertirse en dolores de cabeza a largo plazo.

Eso fue lo que expuso ayer el sitio Grantland.com al reseñar la noticia de la firma contractual del pitcher Max Scherzer con los Nationals de Washington, que según reportes pactó por $210 millones y siete años.

Como recordó el sitio de internet, a base de los números de Scherzer en las últimas dos campañas con los Tigres de Detroit, es de esperarse un rápido éxito con su nuevo equipo en la Liga Nacional.

Scherzer acumuló en esas últimas dos campañas en Detroit 434.2 entradas en las que ponchó la friolera de 492 rivales para encabezar las Grandes Ligas en ese periodo, y además acumuló un eficiente 3.02 de efectividad. Si ese mismo tipo de actuación se repite en Washington, se augura una temporada 2015 muy brillante para los Nationals, cuyo pitcheo colectivo el año pasado fue de 3.04 y debe fortalecerse aun más con Scherzer.

Pero como subrayó Grantland.com, está el precedente de grandes lanzadores como Kevin Brown, Johan Santana y CC Sabathia, por mencionar algunos, que luego de firmar lucrativos y largos contratos multianuales, se lesionaron poco tiempo después. En otras palabras, que contratos como el de Scherzer siempre representan un riesgo a largo plazo, aunque a corto término los equipos pueden generar dividendos, y tal vez es a eso a lo que apuestan los multimillonarios dueños de equipos.