Chris Algieri: “Pacquiao no es piadoso”

Chris Algieri: “Pacquiao no es piadoso”

Manny Pacquiao mostró la potencia de antaño anoche, derribando seis veces al invicto Chris Algieri camino a una cómoda victoria por decisión unánime en Macao, China.

La votación official fue 120-102 y dos veces 119-103, todas en favor del filipino.

Aunque no consiguió el nocaut que anhelaba, el Pac Man lució más agresivo que en sus pasadas dos peleas (triunfos por decisión sobre Brandon Ríos y Tim Bradley). Tuvo a su rival al borde del nocaut en el noveno round, y de nuevo en el décimo.

Pero Algieri demostró gran tesón. Aunque prácticamente se dedicó a sobrevivir en periodos de los asaltos finales, se levantó de todas sus caídas y terminó de pie la pelea.

“Traté de buscar el nocaut, pero él es rápido y se mueve mucho. No me quise confiar demasiado”, dijo Pacquiao tras la pelea, celebrada en el Venetian Resort de Macao y transmitida a Estados Unidos y Puerto Rico por el brazo ‘pague para ver’ de la telecadena HBO. “Hice lo mejor que pude. Estoy satisfecho con mi desempeño. Vine a pelear. Dios me dio la fortaleza para ganar”.

A preguntas de si desea que finalmente se dé el muy discutido megacombate con Floyd Mayweather Jr., el Pac Man bromeó, repitiendo su diálogo para un comercial que protagonizó recientemente y en el que hace referencia cómica e indirecta al Money May. Luego dijo que aceptaría pelear con Floyd tan pronto como inicios del 2015.

“Bueno, yo estoy listo para pelear el año que viene con él”, aseguró Pacquiao.

El filipino salió a ocupar el centro del ring al inicio del primer asalto. Algieri se desplazaba circularmente alrededor de él, pero apenas tiraba.

Pacquiao cortó bien el ring y pegó sus primeros golpes al cuerpo, una estrategia que utilizó toda la noche ante un oponente mucho más alto y con más alcance.

En el segundo Algieri visitó la lona tras recibir un zurdazo arriba y luego resbalarse con la humedad en una de las esquinas. El puertorriqueño Geno Rodríguez, referí del encuentro, lo declaró caída legítima. Fue la primera de seis para el neoyorquino.

Algieri sacó su recto de derecha en contragolpe comenzando el quinto asalto. Era obvio que intentaba duplicar el golpe de gracia con el que Juan Manuel Márquez noqueó al filipino el 8 de diciembre 2012. Lo conectó varias veces en la noche, pero con resultados mucho más reservados.

“El plan era entrar a los asaltos intermedios sin recibir mucho castigo y entonces comenzar a llegar con manos que lo lastimaran para que bajara el ritmo”, dijo, por su parte Algieri. “He lastimado a todos con los que he peleado. Y creo que lo sacudí varias veces hoy”.

En el noveno, Algieri volvió al suelo en dos ocasiones. La primera vez fue debido a que recibió una zurda a la cabeza, como las que Pacquiao repetía en antaño. La segunda vez puso rodilla en el suelo tras una andanada de golpes.

“No es como la gente piensa. Pacquiao no es piadoso (sobre el ring). Él está tirando para noquear”, dijo Algieri, que cayó por sexta ocasión en el décimo asalto.

“Pienso que la única caída legítima fue cuando intercambiamos ganchos (en el noveno). Me llegó bien. No es tanto el poder de su pegada, para decirte la verdad. Es más cómo combina los golpes”, sostuvo Algieri.

En la antesala, Vasyl Lomachenko sufrió una lesión de la mano izquierda, pero aun así derrotó por decisión unánime a Chonlatarn Piriyapinyo. De esa manera retuvo su título pluma.

Como coestelar de la velada, Zou Shiming exhibió su recién adquirido aumento en pegada, así como su gran capacidad técnica y su tesón, al vencer por decisión unánime al sólido tailandés Kwanpichit OnesongchaiGym.

La votación oficial fue 120-103 y 119-106 dos veces, todas para el chino bi campeón olímpico.

Shiming.