Daily Archives: Mar 16, 2020

    NEW YORK (Reuters) – Bars, restaurants, theaters and movie houses in New York and Los Angeles were ordered to shut down to combat the spread of the coronavirus pandemic as central banks around the world took aggressive steps to cushion the economic impact of the disease

    The U.S. Federal Reserve slashed interest rates, for the second time in less than two weeks, to near zero and other central banks followed suit but stock markets and the dollar continued to tumble.

    Europe’s main stocks markets plunged more than 6% in brutal opening trading [.EU] while Wall Street futures for the S&P 500 index had hit their downlimit in the first quarter-hour of Asian trade as investors rushed for safety.

    At an emergency meeting, the Bank of Japan further eased monetary policy by ramping up purchases of exchange-traded funds and other risky assets.

    Leaders of the G7 countries will hold a video conference at 10 a.m. ET on Monday to discuss a joint response to the coronavirus outbreak, officials have said.

    New York Mayor Bill de Blasio said on Sunday he was ordering restaurants, bars and cafes to only sell food on a take-out or delivery basis. He also said he would order nightclubs, movie theaters, small theater houses and concert venues to close.

    “These places are part of the heart and soul of our city,” he said. “But our city is facing an unprecedented threat, and we must respond with a wartime mentality.”

    Los Angeles Mayor Eric Garcetti issued similar orders. Any restaurant, bar or cafe selling food will only be able to do so via delivery or take-out, officials said.

    “The worst is yet ahead for us,” said Dr Anthony Fauci, the top infectious diseases expert in the United States. “It is how we respond to that challenge that is going to determine what the ultimate end point is going to be.”

    The worldwide coordinated policy actions were reminiscent of the sweeping steps taken just over a decade ago to fight a meltdown of the global financial system, but this time the target is a fast-spreading health crisis with no certain end in sight that is forcing entire societies to effectively shut down.

    “The issue for investors that still remains is that the virus’s economic impact is still not known, if this is a one-month event or if this is a one-year event, and how deep the cutback in consumer spending is going to be,” said Rick Meckler, partner at Cherry Lane Investments in New Vernon, New Jersey.

    MORE CASES OUTSIDE CHINA THAN IN

    Airlines around the world said they would make more drastic cuts to their flying schedules, shed jobs and seek government aid because of sweeping global travel restrictions.

    Several countries imposed bans on mass gatherings such as sports, cultural and religious events to combat the disease that has infected over 169,000 people globally and killed more than 6,500.

    The virus was first identified in the central Chinese city of Wuhan in December but there have now been more cases and more deaths outside China than inside.

    (Graphic: Tracking the spread here)

    France and Spain joined Italy in imposing lockdowns on tens of millions of people while Australia ordered self-isolation of arriving foreigners.

    Australia’s central bank pumped extra liquidity into a strained financial system and said it would announce more policy steps on Thursday. South Korea’s central bank cut its benchmark interest rate by 50 basis points to a record low 0.75%.

    The virus was first identified in the central Chinese city of Wuhan in December but there have now been more cases and more deaths outside China than inside.

    (Graphic: Tracking the spread here)

    France and Spain joined Italy in imposing lockdowns on tens of millions of people while Australia ordered self-isolation of arriving foreigners.

    Australia’s central bank pumped extra liquidity into a strained financial system and said it would announce more policy steps on Thursday. South Korea’s central bank cut its benchmark interest rate by 50 basis points to a record low 0.75%.

     

      Economistas analizan el reto que enfrenta el País en medio de la emergencia que ha provocado la pandemia

      La pandemia del coronavirus amenaza con una recesión global y una desaceleración del crecimiento anual. La rápida propagación de la enfermedad ha provocado pánico en los mercados financieros. Países han ordenado el cierre total de tiendas y empresas. La industria de las aerolíneas y cruceros ya han visto su impacto. Pero, ¿cómo esto afectará a Puerto Rico?

      El presidente de la Asociación de Economistas de Puerto Rico, Heriberto Martínez Otero, recordó que el archipiélago borincano es una economía en la que el 88% del Producto Nacional Bruto es del consumo privado de las personas y familias.

      “Por lo tanto, si este virus -que tiene como resultado incertidumbre generalizada, pánico generalizado y toques de queda para que las personas se queden en su casa en aislamiento- va a tener un impacto inmediato, a las dos semanas, en que el mercado y la sociedad no van a estar funcionando como de ordinario”, explicó.

      Y, si esto se prolongara por unos dos meses, Martínez Otero aseguró que quienes más sufrirán el impacto serán las pequeñas y medianas empresas que, por lo general, son capital boricua, ya que las grandes empresas foráneas tienen mayor capacidad económica y acceso a financiamiento que hacen que puedan tolerar la crisis por más tiempo.

      “El problema que tenemos hoy es que nuestra infraestructura empresarial local es débil, se agrupa mayormente en lo que son pequeñas y medianas empresas, necesitan mucho financiamiento y una actividad económica que sea normal para poder hacer sus negocios. Al momento que se interrumpe la normalidad en los mercados y en la economía, inmediatamente estas empresas sufren mucho y son las que, por lo general, más rápido tienen que cerrar. Y ahí es que viene el impacto negativo de mediano y largo plazo. Son personas que se quedan sin empleo, son áreas de la economía que entonces son ocupadas por capital foráneo, por lo tanto, se debilita nuestro ecosistema empresarial”, expuso.

      Por su parte, el economista y profesor José I. Alameda Lozada detalló que los costos de una pandemia se pueden ver en tres grandes categorías: directos (gastos en hospitales, vacunas, medicinas, etc.); indirectos (gastos de productividad por personas que se enferman y no pueden producir bienes y servicios); y los externos (aquellos que generan efectos macroeconómicos globales).

      Para el experto, la última categoría será la de más impacto en Puerto Rico puesto que la posible caída del turismo, por el golpe a las aerolíneas y cruceros, tendrá un efecto multiplicador en los taxistas, los restaurantes, venta de gasolina y venta de souvenirs. “Todo lo que típicamente el turista gasta se cae al piso”.

      Alameda Lozada citó a la consultora Capital Economics, que estima que el brote de coronavirus costará más de $280,000 millones tan solo en los primeros tres meses del año.

      Impacto económico de diversas enfermedades a nivel mundial

      Además, recordó el problema de autosustentabilidad alimenticia que existe en el la Isla.

      “En alimentos, prácticamente, el 80% es importado y entra por barco. Así como la materia prima para las compañías. ¿Y si el sistema de transportación se cae por el efecto del miedo?”, cuestionó.

      Asimismo, trajo a colación lo que se denomina como la economía del miedo, que tiene el efecto de aguantar muchas de las actividades económicas.

      “Está afectando a todo el mundo la economía del miedo, la incertidumbre, la incapacidad de predecir con exactitud qué va a pasar mañana”, indicó.

      Es por esto que Martínez Otero criticó las gestiones realizadas por el gobierno de Donald Trump y Wanda Vázquez Garced ante esta emergencia.

      “Tanto el gobierno de Estados Unidos como el de Puerto Rico han tardado demasiado en reaccionar. Entonces, se te difumina el pánico por toda la sociedad, se te genera un ambiente de mucha incertidumbre y se te genera el disloque económico porque la gente aguanta su inversión, aguanta su gasto, se quedan en sus casas y tiene un impacto negativo en toda la economía”, dijo.

      “Llueve sobre mojado”

      Puerto Rico lleva más de una década con una economía que no se recupera. En mayo de 2017, el entonces gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, tomó la decisión de llevar al gobierno a la quiebra bajo la Ley Promesa.

      Cuatro meses después, el huracán María destruyó el País. A principios de año el suroeste sufrió una larga actividad sísmica que afectó cientos de residencias y comercios. Ahora, la llegada del coronavirus.

      “Es llover sobre mojado. Aquí lo que ha habido es una macacoa de María para acá”, describió Alameda Lozada.

      Mientras, Martínez Otero le sumó el sufrimiento a consecuencia del retraso de los fondos federales para la reconstrucción del huracán María.

      “Lo que podemos concluir es que hemos tenido un periodo demasiado largo en que la economía ha funcionado de forma distinta y eso ha sido adverso para la economía, las empresas y las familias, y eso al final lo que provoca es mayor migración. La migración, al final del día, es el mayor de todos los males”, expresó.

      El presidente de la Asociación de Economistas señaló que la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal publicó recientemente su último informe con los datos ajustados del crecimiento posterior al catastrófico impacto del fenómeno atmosférico de septiembre de 2017 y lo disminuyó de un 7-7.8% a un 2.9%.

      “Y ya este año estamos en terreno negativo, nuevamente. O sea, que el impacto positivo que Rosselló decía que iba a ocurrir por los fondos de reconstrucción, por el rebote de la economía, nunca ocurrió”, aseveró.

      Esas promesas incumplidas, el modo de atender las emergencias recientes, el mal manejo de las muertes durante el huracán y los suministros han suscitado una desconfianza evidente de la ciudadanía en el aparato gubernamental.

      “Es el momento en que el gobierno de Puerto Rico, así como las instituciones públicas y privadas, tienen para demostrar que son capaces de enfrentar grandes retos porque es evidente que esta próxima década con temas como el calentamiento global, cambio climático, coronavirus, no va a ser un tiempo fácil y si la gente no confía en sus instituciones se van a ir y vamos a llegar al peor de los mundos posibles: un país vacío, incapaz de pagar sus deudas e incapaz de dar bienestar a las personas que se queden en Puerto Rico”, proyectó Martínez Otero.

      Por José Karlo Pagán

       

      STAY CONNECTED

      WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com