Trump califica a The Washington Post de “basura”

Trump califica a The Washington Post de “basura”

Tras publicar una nota que subraya la creciente frustración del jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly

Por: NTX

El presidente Donald Trump criticó nuevamente al prestigioso diario The Washington Post, al que calificó como “basura inventada”, luego de que el rotativo publicara una nota que subraya la creciente frustración del jefe de gabinete de la Casa Blanca, JohnKelly.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Trump señaló que el Post “es mucho más ficción que hechos. Nota tras nota es basura inventada, más como una novela pobremente escrita que como buen periodismo. Siempre citando fuentes (sin nombres), muchas de las cuales no existen”.

En su tuit de la mañana del domingo, añadió que la nota sobre Kelly no es verdad, y que su contenido es solo otro intento para atacarlo políticamente.

La nota del Post fue publicada un día después de que el sitio de información política Axios indicara que Kelly había amenazado con renunciar a su cargo el pasado 28 de marzo luego de una confrontación con el presidente en una reunión en la Casa Blanca.

Otros funcionarios del gabinete de Trump criticaron igualmente al Post. En una entrevista transmitida este domingo en NBC, el asesor comercial Peter Navarro calificó al trabajo del diario de “noticias falsas”.

Sostuvo que Kelly cuenta con el respeto del presidente, y que lo publicado por el Post son “noticias falsas la mayor parte del tiempo”.

La animadversión de Trump contra The Washington Post se ha expandido también hacia la empresa minorista por internet Amazon.com, cuyo fundador, Jeff Bezos, es el accionista principal del diario.

Trump ha atacado en sus tuits a Amazon.com argumentando que esta empresa ha abusado del servicio postal de Estados Unidos, lo que ha costado dinero a los contribuyentes. Informes independientes han señalado lo contrario: que Amazon.com es una fuente de ingresos significativa para el servicio postal.

 

Trump responsabiliza a Putin e Irán del ataque en Duma

El presidente de EU los acusa de actuar en un presunto ataque químico ocurrido el sábado en territorio sirio, por apoyar al gobierno de Bashar al Asad

Este domingo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó directamente a su homólogo ruso, Vladimir Putin, y a Irán del presunto ataque químico ocurrido este sábado en la ciudad siria de Duma, por apoyar al gobierno de Bashar Al Asad.

“Muchos muertos, incluidas mujeres y niños, en un ataque QUÍMICO sin sentido en Siria. El área de atrocidades está bloqueada y rodeada por el ejército sirio, por lo que es completamente inaccesible para el mundo exterior. El presidente Putin, Rusia e Irán son responsables de respaldar al animal de Asad“, dijo esta mañana el mandatario en su cuenta de Twitter.

La pasada noche, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, llamó a Rusia a detener su apoyo al gobierno sirio y le pidió que colabore con la comunidad internacional para buscar una salida al conflicto.

“La protección del régimen de Asad por parte de Rusia y su incapacidad para detener el uso de armas químicas en Siria cuestiona su compromiso de resolver la crisis global y las mayores prioridades de no proliferación”, afirmó la portavoz.

“Rusia, con su inquebrantable apoyo al régimen, en última instancia es responsable de estos brutales ataques, dirigidos contra innumerables civiles y la asfixia de las comunidades más vulnerables de Siria con armas químicas”, agregó.

El gobierno estadounidense está monitoreando de cerca las informaciones sobre el presunto ataque a un hospital en Duma, donde, sin concretar el número de fallecidos, reconoció que puede haber “un número potencialmente alto de víctimas”.

“Si se confirman, estos informes espeluznantes esto exige una respuesta inmediata de la comunidad internacional”, aseveró la portavoz.

Nauert insistió en que el historial de Asad con el uso de armas químicas contra su propio pueblo “no está en disputa” y recordó que hace un año las fuerzas del gobierno sirio llevaron a cabo un ataque de gas sarín contra que mató a aproximadamente 100 sirios.

En aquella ocasión, el gobierno de Donald Trump respondió bombardeando la base aérea siria desde donde se había orquestado el ataque.

La Defensa Civil Siria, también conocida como los “cascos blancos”, y la ONG Sociedad Médica Siria Americana han denunciado que las fuerzas leales al presidente realizaron ayer un ataque químico en Duma que causó la muerte de al menos 42 civiles y afectó a otros 500.