Maduro reitera que la oposición reconoce la Constituyente al inscribirse para los comicios

    El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró hoy que la oposición reconoce la legitimidad del Consejo Nacional Electoral (CNE) y de la elección el 30 de julio de la Asamblea Nacional Constituyente al haber inscrito candidatos para los comicios regionales que se celebrarán el próximo octubre.

    “Quiere decir que reconocen la legitimidad del CNE y de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente”, dijo el presidente ante miles de seguidores movilizados por el chavismo para rechazar la “amenaza” militar del presidente estadounidense Donald Trump contra el Gobierno venezolano.

    Maduro insistió en esta idea en el mismo día en que se cierra el plazo para inscribirse a las elecciones para escoger a 23 gobernadores regionales, que estaban previstas para este diciembre después de dos aplazamientos y ahora han sido adelantados a octubre por la Asamblea Constituyente.

    “Dice Donald Trump, dice el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, que en Venezuela hay una dictadura, que (…) no hay democracia, pero resulta que dentro de dos meses vamos a tener la elección (…) y todos los partidos políticos de la oposición inscribieron candidatos a las gobernaciones del país”, declaró.

    La mayoría de partidos -entre ellos Primero Justicia de Henrique Capriles y Voluntad Popular de Leopoldo López- de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han decidido inscribir candidatos en estas elecciones, en las que el antichavismo aspira a hacerse con algunas de las 20 gobernaciones en manos del oficialismo.

    Otras formaciones, como Vente Venezuela, de María Corina Machado, o Alianza Bravo Pueblo, del alcalde preso Antonio Ledezma, lo consideran una forma de legitimar a un “régimen” que ha privado de libertad a dirigentes opositores y ha dictado inhabilitaciones para ocupar cargos públicos contra Capriles y otros políticos.

    La MUD ha dicho que no reconoce la legitimidad del CNE, al que acusa de un fraude masivo en el recuento de votos de la elección a la Constituyente, en la que según los resultados oficiales, desmentidos por la propia multinacional encargada del recuento, acudieron a votar más de 8 millones de personas.

    La oposición y amplios sectores sociales boicotearon unos comicios en los que participaron solo candidatos oficialistas, en una jornada electoral marcada por las protestas ciudadanas y los choques con las fuerzas de seguridad en la que murieron al menos 10 personas.

    La Asamblea Nacional Constituyente se instaló el pasado 4 de agosto y ejercerá durante dos años un poder con el que podrá, con el sometimiento de todos los poderes constituidos, reordenar el Estado y depurar todas las instituciones.

    Ni la oposición ni Estados Unidos, la Unión Europea y los principales países de la región reconocen su validez ni las decisiones que tome.

    Numerosos dirigentes políticos, potenciales candidatos a las elecciones regionales -entre ellos varios alcaldes opositores- están presos, en la clandestinidad o el exilio e inhabilitados en Venezuela.

    Según uno de los miembros más influyentes de la Constituyente, Diosdado Cabello, esta asamblea plenipotenciaria expedirá “certificados de buena conducta” que serán necesarios para poder presentarse a las elecciones a gobernadores de octubre.

    Por: Agencia EFE