Israel amenaza con “eliminar” a Asad si Irán opera desde Siria

Israel amenaza con “eliminar” a Asad si Irán opera desde Siria

El ministro de Energía, Yuval Steinitz, aseguró que aunque no hay intenciones de llegar a una escalada militar, el país está listo para repeler cualquier ataque

El ministro israelí de Energía, Yuval Steinitz, dijo hoy que si el presidente sirio, Bacharal Asad, “sigue permitiendo que los iraníes operen desde Siria, Israel le eliminará y derrocará a su régimen”, informó el diario digital Ynet.

Así se pronunció el miembro del Gabinete de Seguridad del país durante una entrevista con el medio, al que expuso que “no hay disposición en absoluto” ante la posibilidad de una guerra en el frente norte del país.

Sus declaraciones llegan horas después de que los informativos israelíes abrieran anoche con la alerta de un posible e inminente ataque con misiles iraníes en el norte de Israel, en represalia a los bombardeos contra bases sirias que se atribuyen al país.

“Sabemos que los iraníes están muy cerca de terminar las preparaciones para el lanzamiento de cohetes a Israel como represalia. Intentan desarrollar una maquinaria de guerra en Siria y nosotros estamos decididos a pararlos”, afirmó en una rueda de prensa telefónica el major general retirado Yaakov Amidror, antiguo asesor de seguridad nacional e investigador para el Instituto de Estudios Estratégicos de Jerusalén.

Amidror aseveró que los objetivos de los iraníes serían militares y sostuvo que Israel “no tiene interés en ampliar esta operación”, pero si algo ocurriera, “tendrán que pagar por ello”.

Los medios locales, entre ellos el Canal 10 de noticias, aseguran que los servicios de inteligencia y militares han identificado movimientos iraníes en Siria para llevar a cabo la represalia.

“Israel ha identificado recientemente con seguridad preparativos iraníes para disparar hacia el norte”, dijo el informativo del Canal 10, que añadió: “No estamos en el umbral de una guerra con Irán, pero Irán está muy decidido a llevar a cabo un ataque”, citando fuentes de Defensa no identificadas.

El diario Haaretz indicó que Israel ha detectado una implicación inusual de la milicia libanesa proiraní Hizbulá en las preparaciones de Irán para la represalia que prometieron después de que la base militar T-4 fuera atacada el 9 de abril, matando al menos a siete miembros de la Guardia Revolucionaria Iraní que estaban allí como asesores.

El ataque fue atribuido a Israel, aunque este país no ha comentado sobre el asunto.

Ayer, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu dijo que aunque Israel no está interesado en una escalada militar con Irán, si tuviera que haber un enfrentamiento, él preferiría que fuese más temprano que tarde.

“Estamos dispuestos a impedir el enriquecimiento de Irán, incluso con el coste de un enfrentamiento”, declaró el mandatario al comienzo de su reunión semanal con el gabinete de ministros.