Chivas y Guadalajara, ¡Campeones!

Chivas y Guadalajara, ¡Campeones!

El Rebaño rojiblanco alzó su trofeo número 12 en la Liga, tras vencer a los Tigres 2-1, global de 4-3

GUADALAJARA, JALISCO (29/MAY/2017).- Diez años después de la hazaña en Toluca en el Apertura 2006, las Chivas le regresaron el título del futbol mexicano a Guadalajara.

Fue una década de sinsabores, sin siquiera una Final qué contarle a las nuevas generaciones de tapatíos, pero anoche el Rebaño de Matías Almeyda se sacudió los negros augurios del entorno y con un triunfo de 2-1 sobre Tigres, el equipo más caro del futbol mexicano, se alzaron con una victoria con global de 4-3 para conseguir el título del Clausura 2017.

El Rebaño volvió a enloquecer a su afición, luego de que apenas en abril conquistara la Copa MX. En aquella ocasión se les criticó por festejar como Liga una Copa, pero anoche no hubo un solo motivo que inhibiera una celebración tan delirante como anhelada. La frustración de una década tuvo un desfogue alucinante.

Primero, en un Estadio Chivas que lució abarrotado y que volvió a sonar como la casa del Rebaño. El silbatazo final desató un festejo en la cancha y en la tribuna como nunca se había visto en el nuevo inmueble del Guadalajara. En La Minerva, donde miles de tapatíos vieron el cotejo, la fiesta continuó y ahí se sumaron otros miles de rojiblancos, a la espera del autobús descapotado que llegó cerca de la medianoche para prolongar la verbena.

Fue el decimosegundo campeonato del Guadalajara, que alcanza así a su acérrimo rival, el América, como los equipos más ganadores del futbol mexicano, además de arrebatarle la corona al hasta anoche campeón vigente.

Además, Chivas se convierte en el primer equipo que consigue el doblete  —Liga y Copa en el mismo semestre—, desde que el certamen copero regresó a la actividad hace cinco años.

Anoche Chivas fue un equipo de actitud ganadora que con tantos de Alan Pulido y José Juan Vázquez escribieron una victoria a la que no le faltó drama ni polémica. Al minuto 88 Tigres descontó con anotación de Ismael Sosa, y en el último minuto de la compensación Pereira le cometió una falta en el área al mismo Sosa que el árbitro Santander no sancionó.

“Ha nacido un nuevo Campeonísimo”, dijo en su alegría el dueño del equipo, Jorge Vergara.

Diez años después, Chivas le regresó a Guadalajara algo que por derecho le corresponde: la supremacía en el futbol mexicano.

Mañana, el Guadalajara hará un desfile a lo largo de las principales calles de la ciudad, en el cual reafirmará esa comunión que existe con sus seguidores. El recorrido y el horario será anunciado por el club.