Carlos Beltrán anuncia su retiro

Carlos Beltrán anuncia su retiro

El manatieño, que militó 20 temporadas en la MLB, se despidió a través de una carta

Gracias a un consejo del golfista Juan Antonio “Chi-Chi” Rodríguez, el manatieño Carlos Beltrán comprendió que para llegar a ser un exitoso en la vida, necesitaba dejar de ser una persona introvertida.

Y así fue. Aunque no tan solo eso. Sino que, con el paso del tiempo, entendió que su rol en el terreno no era meramente batear jonrones, realizar espectaculares jugadas defensivas o ganar campeonatos, más bien era devolverle al juego todo lo que había adquirido.

Mediante una emotiva carta al portal The Players Tribune titulada “Muchas Gracias Béisbol”, el pelotero de 40 años anunció hoy su retiro como jugador tras militar por 20 temporadas en las Grandes Ligas (MLB).

“Mi tiempo como jugador ha llegado a su final. Hoy, oficialmente, anuncio mi retiro. Muchas gracias, béisbol. No puedo esperar a ver que traerá el próximo capítulo”, manifestó Beltrán en el conmovedor escrito, en donde relata sus inicios como atleta, hasta su punto final como jugador conquistando la Serie Mundial con los Astros de Houston.

En dos décadas militando con siete distintos equipos, el boricua registró un promedio de por vida de .279 con 435 jonrones, 2,725 imparables, 1,587 empujadas, 1,882 anotadas y 312 bases estafadas. Además, tuvo un ‘sluggin’ de .486 y un OPS de .837.

Fue, igualmente, elegido a nueve Juegos de Estrellas, y ganó tres Guantes de Oro y dos bates de plata.

En la carta, publicada por The Players Tribune –portal creado por Derek Jeter– el manatieño resalta el cómo una conversación con el expelotero Barry Bonds, cuando militaba en los Gigantes de San Francisco, le ayudó a convertirse en una ‘esponja’ para absorber y aprender de sus máximos referentes. Entre ellos; Bernie Williams, Alex Rodríguez, Jeff Bagwell, Craig Biggio, Carlos Delgado e Iván Rodríguez.

Tanto así, que al pasar los años, el propio boricua se convirtió en ese jugador que todos los jóvenes buscaban.

“Estábamos en el ‘clubhouse’ (Astros), celebrando como equipo cuando, todos los muchachos jóvenes — (George) Springer, Marwin (González), (Carlos) Correa, (José) Altuve — se me acercaban y me decían, “¡Gracias, Carlos! … ¡Gracias! ¡Gracias! … ¡Gracias por todo!”, abundó.

“Los detuve y les dije, “No, no, mis amigos. No… Gracias a ustedes”, destacó.

“Esta es y será mi respuesta siempre que alguien se me acerque a agradecerme por lo que he hecho en este deporte porque yo soy quien está eternamente agradecido”.

Beltrán debutó a finales de la década del 90 con los Reales de Kansas City, equipo con el que ganó el premio Novato del Año y luego fue canjeado en 2004 a los Astros.

Tras una histórica postemporada con Houston, donde estableció en ese entonces un récord de cuadrangulares, Beltrán estampó su firma con los Mets de Nueva York. Después jugó con San Francisco, Cardenales de San Luis, Yanquis de Nueva York, Vigilantes de Texas y finalmente regresó a los Astros.

“Soy bendecido por haber podido jugar este juego por 20 años. Soy bendecido por haber podido jugar para tantas maravillosas organizaciones. Soy bendecido por poder compartir todas mis experiencias con mis esposa y mis tres hijos, mi familia y mis amigos; por tener una gran fanaticada, por haber podido construir una escuela en Puerto Rico y cambiar la vida de tantos jóvenes, por haber ganado el Premio Roberto Clemente, que es el honor más grande que pude haber recibido como pelotero. Y soy bendecido por ser un campeón”, apuntó.