Albergues de niños migrantes en EU, en riesgo por sobrecupo

Albergues de niños migrantes en EU, en riesgo por sobrecupo

Piden que Obama y el Congreso actúen con rapidez, para que los niños no sigan deambulando
Ante la sobrepoblación en Texas, los menores son enviados a otros estados como California, NY, Nuevo México, Georgia y Florida

MIAMI, ESTADOS UNIDOS (29/JUL/2014).- Los albergues de niños migrantes podrían colapsar debido al sobrecupo y la falta de una solución a la crisis por la llegada a Estados Unidos de menores centroamericanos sin compañía, advirtió hoy el activista hondureño Francisco Portillo.

"Tenemos voluntarios que están en el estado de Texas, que nos dicen que los albergues allá ya están llenos", dijo Portillo, presidente de la Organización Hondureña Francisco Morazán (OHFM).
 
Señaló que ante la sobrepoblación en Texas, los menores están siendo enviados a otros estados como California, Nueva York, Nuevo México, Georgia y Florida.
 
Portillo expresó su preocupación por el hacinamiento y cuestionó qué va a pasar después, luego de ver imágenes en televisión del hacinamiento de niños en un albergue en Los Ángeles.
 
Señaló que en Miami todavía no hay sobrecupo, pero insistió en que al continuar la llegada de menores y por falta de una solución global, los albergues están en riesgo de sobrepoblarse.
 
"Estamos pidiendo que a estos niños se les dé un alivio migratorio y un estatus de refugiado político a raíz de la difícil situación que se vive en sus países por la violencia de las maras (pandillas)", apuntó.
 
Señaló que en su país, los narcotraficantes y las maras trabajan juntos y eso es lo que está causando la violencia y la inseguridad en Centroamérica, pues "las maras encuentran a estos jóvenes y los reclutan, e incluso los utilizan como mulas para transportar la droga".
 
El activista insistió en que estos niños deben ser catalogados como "refugiados políticos a raíz de la violencia y el abandono de Estados Unidos a Centroamérica en la lucha contra el narcotráfico".
 
Portillo se pronunció porque el presidente estadounidense Barack Obama y el Congreso actúen con rapidez, o en caso contrario estos niños tendrán que seguir deambulando.
 
En la actualidad, el proceso que se sigue es colocar a los menores en albergues del gobierno y después entregarlos a algún familiar, mientras pasan por el proceso de deportación.
 
La OHFM ha logrado la reunificación de 50 niños migrantes con sus familiares en Miami desde octubre pasado.
 
Durante la entrevista, una madre hondureña desesperada pidió ayuda a la oficina de la OHFM, porque su hijo, de 14 años, fue capturado por las autoridades migratorias el viernes pasado en Texas, al cruzar la frontera.
 
Portillo la puso en contacto con una línea de ayuda en la que la madre, que prefirió el anonimato, dio sus datos y los de su hijo, con la promesa de que un trabajador social la llamaría en los próximos días para ponerla en contacto con su hijo.
 
De octubre de 2012 a fines de septiembre de 2013, la Patrulla Fronteriza capturó a unos 24 mil niños no acompañados en la frontera, pero de octubre pasado a finales de junio de este año la cifra aumentó a 57 mil.
 
Datos de la Administración de Niños y Familias del Departamento de Salud y Servicios Humanos muestran que Texas, Nueva York, Florida y California han recibido 46 por ciento de los 30 mil menores centroamericanos que fueron entregados a familiares hasta el 7 de julio.